Filtros y Segmentos en Analytics: Direccionar y personalizar campañas de Ecommerce

12 Feb, 2019

Los segmentos y filtros son dos herramientas realmente útiles al momento de analizar e interpretar los datos que adquirimos en Google Analytics. Nos proporcionan una mirada más profunda para entender la información que recogemos sobre nuestras audiencias y nos muestran un camino a seguir en las campañas de Remarketing.

De manera general los segmentos son un método de aislamiento y comparación de datos temporal (demográficos, tecnológicos, temporales, fuentes, comportamiento y sobre comercio electrónico), que nos permite ver toda la información que necesitamos en una sola vista de manera rápida, cómoda y flexible. Una de las ventajas que los segmentos poseen es que al aplicarlos la información pura recolectada en la vista original no se pierde, por lo que podemos aplicar y quitar cuantas veces queramos los segmentos necesarios.

Por otro lado, los filtros permiten aislar la información al igual que los segmentos, pero de manera permanente. Al aplicarlos existe información que no es relevante para el análisis que se realizará, por lo que se deja fuera de la recolección y se pierde de manera permanente.

Por ejemplo, si queremos tener una vista con filtro “de origen Orgánico” obtendrás información sobre aquellos usuarios que ingresaron directamente desde los motores de búsqueda, dejando fuera a quienes hayan ingresado desde redes sociales y (de no estar respaldada) se borrará la información pura de Analytics. Por eso es indispensable tener una vista sin filtros donde esté toda la data de tráfico del sitio Web, y crear vistas separadas para aplicar los filtros deseados.

Comenzamos a estudiar a nuestro público

La personalización del contenido que entregamos a los usuarios es fundamental en un mundo en que las diferencias de cada uno nos definen. Por lo que, cuando un usuario se convierte en lead debemos ser capaces de responder a las necesidades que demuestra.

Aquí los filtros y segmentos nos permitirán analizar de manera específica a aquellas audiencias que por elección propia han entregado su contacto para que les envíes contenido relevante. Entendiendo que aquí la tarea recién comienza, pues debemos averiguar cuáles son las preferencias de este lead (a través del contenido que enviamos) y de cuál es el camino por el que ha llegado a nuestro formulario para así entregar información necesaria, pertinente y que fortalezca el vínculo entre la marca y las personas que confiaron en nosotros.

¡Nos adaptamos!

El Remarketing ayuda a crear audiencias con Google Analytics que apuntan las campañas para que sean vistas por quienes ya nos visitaron, buscando seducir a quienes pasaron por la web y se fueron sin generar una conversión.

Los segmentos por edad, ubicación, intereses y género son prácticos en un principio, pero para generar campañas de remarketing realmente efectivas debemos ir un poco más allá. Para llegar con el mensaje correcto en el momento adecuado.

En una investigación realizada en 2016, Adlucent dio a conocer cifras interesantes con respecto al Remarketing. En su investigación, un 71 % de los consumidores encuestados declararon preferir anuncios que se ajustan a sus intereses y hábitos de compra, y que un 57% de los consumidores haría clic en el anuncio de una marca que reconoce, pero un 70% de los clientes haría clic en el mismo anuncio si además entregara contenido personalizado. Incluso estableció que las posibilidades de que un cliente haga clic en un anuncio de una marca desconocida se duplican cuando contiene contenido personalizado y pertinente para el consumidor.

En el mismo estudio, Adlucent reconoció que un 87% de los clientes cree que el contenido que se le entrega a través de anuncios de Remarketing es contenido único y creado en base a sus compras anteriores. Por esto adoptar acciones distintas para cada segmento se hace tan importante.

Pero ¿qué filtros pueden ser adecuados para nuestro ecommerce?

Algunos de los filtros más útiles en el Ecommerce permiten identificar:

  • A los clientes que compraron en su primera visita.
  • A aquellos que miraron un producto, pero que lo compraron en una segunda instancia.
  • A los consumidores que han visitado más de una vez un mismo artículo.
  • A clientes que ingresaron a la página pero que no compraron.
  • Aquellos clientes que hicieron una búsqueda que finalizó en una compra.

Estos segmentos (junto con muchos más) te permitirán hacer un seguimiento a través de vistas filtradas no solo de aquellos que compraron en tu página, sino que también a quienes no son tan fáciles de retener. De esta manera puedes plantear tu campaña de Remarketing para aumentar tu ROI (Retorno de la inversión), focalizando esfuerzos y evitando molestias en los consumidores.

Jose Valenzuela
Jose Valenzuela (Author)

Entradas relacionadas

Visitanos y en el Barrio Lastarria de Santiago.