Cómo posicionar tu sitio Web

30 Ago, 2011

En la era de la Web 1.0 bastaba con incluir un sitio web en buscadores e intercambiar links con clientes y/o sitios Web amigos para “existir online”. Pero los tiempos cambiaron, los algoritmos de Google se volvieron más exigentes y la competencia online aumentó, al punto que las empresas que aún habitan en la esfera 1.0 son prácticamente invisibles en la Web.

Participar y autopromocionarse en las Redes Sociales ayuda en algo, pero el resultado es escaso si el sitio Web no aparece entre los primeros resultados de búsqueda en los buscadores más importantes, comenzando por Google.

Hay distintas maneras de lograr mayor visibilidad en la Web, algunas son gratuitas, y todas exigen que se dedique tiempo y trabajo para lograr este objetivo.

1) Definir de qué trata el sitio.

Es esencial que el sitio Web tenga un tema central, asociado a su línea de productos y/o servicios, o a una temática de nicho si se trata de un blog noticioso o de opinión. Este tema central permite definir aquellos conceptos que representan la marca de la empresa, organización o persona, y son el imán que atraerá al público para el cual está dirigido el sitio Web.

2) Descubrir quién visita el sitio y por qué.

No importa cuántas visitas tenga un sitio Web, si no se sabe por qué lo visitan entonces no sabrá cómo sacarles provecho. La mejor manera de averiguar esta información estratégica es incluyendo el sitio en las Google Webmaster Tools e instalando Google Analytics en todas las páginas del sitio.

Ambas herramientas son gratuitas y, con el paso de las semanas, éstas entregarán estadísticas confiables acerca de las audiencias del sitio Web y sus hábitos de navegación. Con esta información usted podrá tomar las decisiones que harán que su sitio sea más visible.

3) Analizar las palabras clave del sitio.

Usando Google Webmaster Tools, es posible saber qué palabras clave buscan los usuarios de Google en relación al sitio Web y cuáles atraen visitas. Así, palabras o frases que atraen muchas visitas pero no están asociadas al tema central del sitio deben ser controladas, pues también son aquellas visitas con mayor porcentaje de rebote.

rebote: el porcentaje de rebote es el porcentaje de visitas a una sola página o visitas en las que el usuario ha abandonado su sitio desde la página de acceso (destino). Use este indicador para evaluar la calidad de las visitas; en caso de presentar un porcentaje elevado, significa que los usuarios no valoran como relevantes las páginas de acceso al sitio.

4) Reducir los rebotes.

Usando Google Analytics se puede reconocer cuáles contenidos producen un alto número de rebotes. En los casos que dichos contenidos sean importantes para el tema central del sitio, se pueden editar para quitar las palabras o frases negativas descubiertas anteriormente; y en otros casos basta con borrar los contenidos que no son un aporte al sitio. Pero se debe tener mucho cuidado con qué páginas se borran de un sitio Web, pues no todos los porcentajes de rebote alto son sinónimo de “página inútil”.

Las imágenes que atraen tráfico crean la ilusión de un gran número de visitas, pero lamentablemente no son un verdadero aporte a los objetivos del sitio Web. Para solucionar este problema sencillamente se puede borrar la imagen conflictiva y cambiarla por otra que tenga un nombre de archivo relacionado con el tema central del sitio Web.

Las consecuencias de estos cambios no serán inmediatas y posiblemente habrá que hacer ajustes posteriores. Con el paso de las semanas se verá la reducción de las visitas por temas erróneos, se reducirán las visitas con rebote y las estadísticas resultantes mostrarán al verdadero público del sitio Web.

5) Potenciar el tema central del sitio.

Aquellas palabras clave que reciben gran cantidad de impresiones y están asociadas al tema central del sitio Web, pero logran un número bajo de clics o ninguno, deben ser densificadas para lograr una mayor presencia en buscadores. Por ejemplo, editando publicaciones con poca visibilidad para incluir estas palabras y frases sub-utilizadas, pero sobre todo publicando nuevos contenidos con regularidad.

En la medida que el sitio Web aumente el uso de sus propias palabras y frases clave en los contenidos, mayor será la autoridad conferida por los buscadores a este sitio Web y mayor será la consecución de sus objetivos comerciales.

6) Corregir errores.

Aunque parezca de perogrullo, una página sin errores semánticos se posiciona mejor que las demás. Son comunes los problemas entre el título de la ventana, los meta-tags y las cabeceras de los artículos. Y Google se fija en todo lo que contiene una página Web, absolutamente todo.

Para ser claros, toda página de un sitio Web debe compartir el mismo título de la ventana con el título del contenido, es decir, <title>???</title> debe ser igual que <h1>???</h1>; y el meta “description” debe coincidir con el contenido de dicha página, idealmente usando los conceptos relacionados con el tema central del sitio.

La manera más simple de verificar que el sitio Web cumpla con los mínimos estándares es pasarlo por el test de la blancura. Algunos servicios gratuitos online cono Seozio y Page speed pueden detectar las incongruencias de un sitio Web y muestran incluso cómo solucionarlas.

Conclusión.

Un sitio Web es más visible para los usuarios a los que está dirigido cuando aparece en los resultados de búsqueda. Y esta visibilidad depende en gran medida del uso adecuado de palabras y frases clave presentes en las páginas del sitio, relacionadas directamente con el tema central del sitio (y por añadidura a aquello que representa); pero también depende de un trabajo constante para evitar las visitas que generan rebote.

Daniel Guajardo
Daniel Guajardo (Author)

Consultor Senior GA360/GTM/Optimize/SEO, Certificado en Google Analytics. Escritor/Storyteller.

La nueva característica “Shop Visits”, permitirá ver cómo afectan las visitas a tu sitio web en relación a las que recibes en tu tienda física.

A través del historial de ubicaciones activado por los usuarios en la app de Google Maps, Shop Visits podrá hacer estimaciones de la cantidad de personas que van a tu tienda física luego de haber pasado por tu sitio en un periodo de 30 días. Es importante recalcar que la información obtenida es anónima y que “no se pueden relacionar las visitas a las tiendas físicas con las sesiones individuales del sitio web, o los clics en anuncios, o las impresiones visibles, o las personas”.

Esta nueva característica permitirá saber la cantidad de visitas reales que genera cada usuario a tu negocio luego de que pasó por tu sitio web, así como conocer qué canales y qué campañas generan una mayor cantidad de encuentros presenciales.

Para poder hacer uso de esta nueva “herramienta” el sitio debe tener cuentas en Analytics, Google Ads y Google My business enlazados entre sí, tener tiendas físicas en países elegibles y poseer una gran cantidad de información sobre visitas en tu sitio web.

A nivel de Analítica se debe tener activado Google Signals, vincular Analytics a una cuenta de Google Ads que contenga extensiones de ubicación de Google My Business y finalmente todas las cuentas de Google Ads vinculadas a tu propiedad de Analytics deben tener las mismas extensiones de ubicación.

A pesar de que esta función fue recientemente lanzada, los datos no estarán disponibles hasta dentro de 60 días como máximo, periodo en el que Shop Visits recopilará toda la información necesaria para presentar el reporte en Google Analytics.

[post_title] => Visitas a la Tienda: Nuevo beta lanzado por Google. [post_excerpt] => La nueva característica “Shop Visits”, permitirá ver cómo afectan las visitas a tu sitio web en relación a las que recibes en tu tienda física [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => visitas-a-la-tienda-nuevo-beta-lanzado-por-google [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2019-03-22 09:30:44 [post_modified_gmt] => 2019-03-22 13:30:44 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.mentalidadweb.com/blog/?p=9178 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw [post_category] => 0 ) [1] => WP_Post Object ( [ID] => 9174 [post_author] => 27 [post_date] => 2019-03-18 09:55:52 [post_date_gmt] => 2019-03-18 13:55:52 [post_content] =>

El término brandformance se ha utilizado mucho en el último año gracias al avance de la tecnología dentro del marketing. Es un concepto que une al branding y el performance, el cual nos permite edificar marcas, mientras se trabaja sobre la conversión, siendo un proceso mucho más corto y de una respuesta más rápida, totalmente diferente a lo que se había visto al inicio en el mercadeo.

El brandformance, como se mencionó anteriormente, está conformado por dos términos claves como lo son, el branding y el performance, los cuales son importantes definir para avanzar y explicar en qué se centra este mercado de resultados que incita a las personas a realizar una acción rápida.

El branding es la base de una estrategia digital, es el proceso de construir y gestionar una marca, que incluye entre muchos otros temas, la experiencia, la promoción, el servicio al cliente y las relaciones públicas. Cualquier negocio o persona puede ser una marca, pero el problema está en cómo ayuda en la estrategia a ese negocio.

Mientras que el performance es simplemente el marketing de resultados y la medición de las ventas, que gracias a la constante evolución del marketing lo ha llevado a ser una de las herramientas más importantes dentro de la estrategia, ofreciendo claridad en los servicios y una medición de resultados totalmente claros.

¿Qué es exactamente el brandformance?

Es un mix de atributos de marca e indicadores de negocios que ya comienza a implementarse en varios países y consiste en trabajar la comunicación de manera que podamos construir marca, generando un impacto para la consecución de objetivos medibles a través del posicionamiento y la obtención de resultados, que sería concretar una venta.

A través de campañas podemos transformar el impacto en resultados ¿Cómo? Combinando los diferentes tipos de campañas para dirigirles adecuadamente el objetivo. Si te preguntas qué medir exactamente, es sencillo, podemos pensar en el beneficio, ingresos, ROI, y un muchos más KPIs., dependiendo del modelo de negocio que se desea implementar, ya sea de construcción de marca o de performance.

Creemos firmemente que la creación de una marca influye totalmente en las ventas, pero también que el Brandformance se diferencia de otros modelos, porque se miden efectivamente los resultados y en tiempo real. Recordemos que, a pesar de que piensen que el branding y el performance son distintos, siempre irán de la mano, formando parte de una estrategia de mercado y proponiendo una sostificación de los procesos.

[post_title] => ¿Branding o Brandformance? [post_excerpt] => El término brandformance se ha utilizado mucho en el último año gracias al avance de la tecnología dentro del marketing. Es un concepto que une al branding y el performance, el cual nos permite edificar marcas, mientras se trabaja sobre la conversión [post_status] => publish [comment_status] => open [ping_status] => closed [post_password] => [post_name] => branding-o-brandformance [to_ping] => [pinged] => [post_modified] => 2019-03-22 09:31:43 [post_modified_gmt] => 2019-03-22 13:31:43 [post_content_filtered] => [post_parent] => 0 [guid] => https://www.mentalidadweb.com/blog/?p=9174 [menu_order] => 0 [post_type] => post [post_mime_type] => [comment_count] => 0 [filter] => raw [post_category] => 0 ) ) -->

Entradas relacionadas

Visitanos y en el Barrio Lastarria de Santiago.